Inicio      Live     Biografías       Aperturas        Partidas       Descargas      Torneos    Multimedia     Colaboraciones      Ajedrez a Distancia
Utilidades       Curiosidades      Rankings       Invitaciones       Encuestas       Enlaces       Contacto      Articulos Varios     Noticias     Videos

Viktor Korchnoi

Parece haber encontrado la fuente de la eterna juventud. Su vitalidad le permite viajar por todo el mundo, haciendo lo que más le gusta con unos resultados excelentes y aún le sobra tiempo para batallar contra una vaca en un anuncio para promocionar la leche. Víctor "El Terrible” Korchnoi realizó un viaje relámpago a Israel del que regresó cerca de la medianoche de ayer a su hogar en Suiza. Allí lo aguardaba su fiel camarada Petra Leuweerik, con la que huyó de la antigua URSS hace tres décadas y con quien planificará los festejos para el día de hoy. Acaso se trate de un caso único en la historia del deporte. Víktor Korchnoi, una leyenda viva del ajedrez, el jugador más longevo en actividad en competiciones de alto nivel, festeja hoy su 75 cumpleaños. ¡Toda una hazaña!

Viktor Korchnoi: maestro único

por Carlos A. Ilardo


Victor Korchnoi nació el 23 de marzo de 1931 en Leningrado

Víctor Korchnoi y una historia de película:

Pudo ser actor, músico o profesor, pero su odisea de vida lo sentó frente a un tablero; comenzó a estudiar ajedrez a los 14 años y hoy, su palmarés exhibe más de 4000 partidas disputadas. Disfruta de ello.


Korchnoi en una simultánea en Berlín (su oponente en la foto es el kabaretista alemán Matthias Deutschmann, la voz alemana de Fritz)

“Abandoné mis estudios de música antes de comenzarlo, no podía tomar clases porque en casa no teníamos un piano donde pudiera practicar. Quise ser actor pero mi mala pronunciación del idioma ruso me bajó del escenario. Pude ser profesor pero afortunadamente el ajedrez me salvó; hoy viviría en Siberia enseñando la historia de mi país. Creo que no me ha ido tan mal con el ajedrez”, nos señalaba Korchnoi, en su última visita a la Argentina en la que participó de un Magistral Najdorf en el que triunfó su archirrival Anatoly Karpov.



La tercera partida en el Campeonato Mundial de 1981, Karpov vs Korchnoi en Merano. El retador había perdido las primeras dos partidas pero como sorpresa para su oponente no se tomó ningún descanso antes de seguir con la tercera partida. Karpov, jugaba con negras y le ofreció tablas pero Korchnoi contestó: "Ciudadano, Karpov. ¡Tienes que ofrecerle las tablas directamente al árbitro!" La palabra "ciudadano" (en vez de la más usual palabra "compañero") fue una expresión que en aquel entonces se utilizaba mucho cuando los presos se dirigían a sus carceleros, una observación mordaz a la que Karpov no pasó por alto.

“La primera vez que viajé a Buenos Aires fue en 1960 – jugó y ganó el torneo del 150º Aniversario del primer gobierno patrio del país-, y allí conocí a Miguel Najdorf; nos vimos muchas veces más, él era un jugador muy pero muy fuerte frente al tablero y una persona que no tenía enemigos en el mundo. La última vez que nos vimos fue en 1993 cuando me invitó a uno de sus magistrales. En verdad era un amigo”, reflota con añoranza la anécdota.

¿De dónde saca tanta energía para mantenerse frente a rivales a los que hasta cuadriplica en edad?


Korchnoi con su esposa Petra hace unos años en Hamburgo

Lo primero e importante es saber que es necesario recargar la energía. Yo comencé con trabajos de gimnasia en 1971 en mis duelos con Géller (el gran maestro ruso) y creo que es muy importante el trabajo físico aunque mi esposa (por Petra) cree que también debo hacer dieta y de vez en cuando me fuerza a hacer algo con ella. Para mi que les es más fácil cocinar igual para dos que hacer comidas diferentes (risas). No creo que ser más gordo afecte mi nivel de ajedrez.

Korchnoi nos comenta que su dieta además del caviar incluye vitaminas, gluten, ácidos y uvas. Que gracias a un libro de psicología -“preferentemente me gustan los escritos en inglés”, nos aclara -, pudo dejar el cigarrillo hace ya casi diez años.


Con la charla Víktor Korchnoi se distiende y entonces el hombre le gana la partida al ajedrecista y recorre historias que dan escalofríos. Sin intervalos pero con la voz entrecortada durante el relato nos habla de su infancia desangelada.

Cuando tenía 10 años, en 1941, soportó los horrores y espantos del sitio Nazi a su Leningrado natal; para subsistir llegó a robar las cartillas de racionamiento oculta en la ropa de los cadáveres que yacían en las calles; derritió el hielo acumulado en las alcantarillas para no morir de sed. Sobrevivió convidando a la piedad.

 

Vivió en la orfandad y aguantó el dolor; desertó del colegio y descubrió el ajedrez. El destino lo había marcado a fuego; se convirtió en un luchador sobre el tablero.


Korchnoi a los 16 años, ganando el Campeonato Juvenil de la URSS en 1947

 


Fischer vs Kortchnoi en el Torneo de Candiatos en Curacao, en 1962

 


Korchnoi vs Karpov durante el Torneo de Candidatos en 1974

“Nací en Leningrado y crecí con las tropas alemanas sitiando la ciudad, mis parientes murieron, muchos de ellos por causa del hambre, entonces uno se hace fuerte. Toda mi vida fue una lucha y un deber el superar las dificultades. Tal vez esa niñez tan dura me ayudó a superar el resto de las cosas que me pasaron en la vida”, nos dice el hombre que entre sus aforismos preferidos guarda “El ajedrez es mi vida”.


"Yo fui disidente del antiguo régimen para poder continuar mi carrera con el ajedrez; por eso el pueblo ruso siempre me guardó su afecto", cuenta Korchnoi. Y sigue: "Yo contribuí para que los cambios de la perestroika llegaran a mi país. Hasta con Karpov hemos normalizado nuestra relación; yo lo perdoné porque tengo principios católicos y él no", nos cuenta con una sonrisa cómplice.


Sobre el final de la charla, el ajedrecista que ganó su primer certamen internacional en Bucarest hace más de cincuenta años, en 1954, que obtuvo los campeonatos de la URSS (1960/1962/1964/1970), los subcampeonatos mundiales (1978 y 1981), el campeonato holandés (1977) y los suizos (1982/1984 y 1985), el que mayor número de participaciones acumula en olimpíadas de ajedrez (fue 1er. tablero suizo en Calvia), que obtuvo el Memorial Marz Gyërgy 2004 y compartió la vanguardia junto a Karpov en el torneo Homenaje a Wolfgang Unzicker, en 2005, tiene tiempo para regalarnos su última frase de cabecera.

“Ningún gran maestro es normal; sólo se diferencian por la gravedad de su locura”.

Víktor Korchnoi, el ajedrecista cuyas peripecias fuera del tablero dieron origen al guión de la película "La diagonal del alfil” (Oscar para la mejor película extranjera en 1984) y a la ópera rock “Chess” de fuerte convocatoria en las carteleras de Londres y Nueva York.

Acaso, por todo ello Viktor Korchnoi atesore una vida de película.

Entrevista extraida de chessbase.com

Volver a Biografías

 

 

 

 


Sigueme también en:
    

Tu aporte voluntario permite seguir brindándote la mejor calidad y cantidad de información sobre nuestro querido ajedrez.

¡Gracias!

Colaboraciones:
Carlos Ilardo

Juan A. Montero Aleu

GMAlfonso Romero Holmes

GM Zenón Franco

Prof.Alejandro Di Battista
MI Guillermo Soppe

Pablo Evans
Sebastian Fell
Alberto Zoroch
Manuel López Michelone
Enrique Giménez

Nota periodística
Héctor Francovig


¡¡ Problemas !!!
¡ Uno por día !!

Clic aquí

Colaboraciones, Articulos...
 Clic aquí


Queda establecido que las expresiones,
datos y comentarios
en las colaboraciones y artículos vertidos
en esta web, no son necesariamente
compartidos por la misma, ni responsabilidad
de esta dirección, sino de sus autores.



 

BUSQUEDA

en hecfran.com




Gran parte de la publicidad
de este sitio
es asignada automáticamente.
Si encuentra algún enlace inadecuado por favor
hagamelo saber
y en la medida
de lo posible será removido.

 


Sobre mi
MNP y ANP
Héctor Francovig



 

 


Prohibida la reproducción total o parcial sin mención de la fuente
© 2006-2017 HECFRAN - Todos los derechos reservados.          www.hecfran.com
hecfran.ajedrez@gmail.com